Te sigo como les siguen los puntos finales a todas las frases suicidas que buscan su fin.

Visitas

miércoles, 17 de noviembre de 2010

lo han leído 
Ni en lo más profundo de ti puedes expresar el amor y el desamor, la felicidad y el dolor, el gozo y el sufrimiento; términos que tan a menudo nos hacen formular una cuestión:
¿la razón o el corazón?

Desde que nacemos, soñamos, pero ¿de qué sirven los sueños si casi nunca se cumplen?también guardamos en nuestro corazón, la ilusión de creer lo increíble, de hacer lo imposible.
De esto vivimos, y entonces es cuando reflexionamos y sacamos del amor un recuerdo, de un problema una solución, del dolor una lección, y del sufrimiento una conclusión…y pensamos
¿con qué fin vivimos?
Tal vez en la búsqueda de ese tesoro: la felicidad.

Lo que nos define como personas es sentir con el corazón.
Cada persona es un mundo, y todos suelen tener la misma estructura básica; algunos de esos mundos son fascinantes, increíbles, cuando los contemplas de lejos te parecen paradisíacos; y piensas que si llegases a ellos, te quedarías a explorarlos, a aprender y a vivir mientras sea en paz.
Pero a veces ese mundo te rechaza…

El mundo perfecto no existe, pero sí tocando la perfección; y yo espero, en algún momento de mi vida, encontrar mi mundo ideal y la palabra con la que consiga explicar, qué es lo que puede hacerme realmente feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario