Te sigo como les siguen los puntos finales a todas las frases suicidas que buscan su fin.

Visitas

domingo, 27 de marzo de 2011

Victimas y victimarios.

lo han leído 
¿Qué querés? Te estoy preguntando, ¿qué es lo que querés de mí?
Te conozco y se, por haberlo visto con mis propios ojos, cómo jugás con la gente. Mirás sin mirar, besás sin sentir amor, tu corazón es una piedra oscura. Y yo soy tu próxima víctima. Soy una mujer fuerte y puedo intentar contenerme, pero te encuentro tan... Irresistible. Tan irresistible como te ven miles de mujeres estúpidas como yo, porque eso es lo que sos, sos irresistible e inigualable. A propósito. Y te encanta, vi el modo en que sonreís cuando te halagan, noté tu mirada seductora cuando descubrís que te están mirando de reojo.
¿A caso soy una más de tu lista? ¿Un burdo nombre más para tachar?
Vi cómo las personas se rinden a tus encantos, el don que tenés para que absolutamente todos te vean perfecto. Gustás. Pero siempre me creí (y con orgullo) el único a quien no habías enamorado. Pero ahí estabas ayer, derritiendome con tu cuerpo de piel , tu cabello, y tus rasgos perfectos. . Acá estoy hoy, frente a tu puerta, no se para qué, no tengo planeado qué decir; no entiendo nada.


Pero quiero verte de nuevo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario